AERONÁUTICA PIONERA. "Monoplano Causarás" de 1909.
logo
AMC - 1909
Tiempo en Barcelona
Aeronáutica Pionera
PAME 106 añosdespués
CAME 100 añosdespués
De España a EE.UU.
"Monoplano Causarás"
R.Causarás 1901-1907
R.Causarás 1907-1914
Patente de Invención
Agradece 2004 a 2008
Centenario 1909-2009
AMC-1909 Documentos
AMC-1909 Enlace con
AMC-1909 Plagiado ?
Federación - FDACV
Fundación - FACV
Fundación - FPAC
Mas Pioneros
RTV - Caminos AIRE
Hemeroteca ABC
Hemeroteca Levante
HemerotecaProvincias
HemerotecaVanguardia
Proyectos InMemoriam
Fotos y Documentos
Centenario 1909-2009
Fundación FACV
Ejército Aire - IHCA
Pionero J. Olivert
"Monoplano Blériot"
"Biplano Farman"
Adm.Pub. Aeronáutica
Video AlaDelta Libre
Video AlaDelta Motor
Videos Comerciales
Videos Militares
Videos Aviones NASA
Videos Aviones UAV
Videos Aviones UCAV
Videos Aviones URSS
Fotos Aviones X
Enlaces ASASVE
Enlaces Federaciones
Enlaces Fundaciones
Enlaces Museos Aire
Enlaces OTAN
Enlaces Pioneras
Enlaces Prensa Aire
Enlaces RAC's
Enlaces RTV
Enlaces Simuladores
Enlaces SportsAéreos
Enlaces Spotters ES
Música Militar IT
Así me encontrará
Directorios
Encuestas
Formulario contacto
Foro
Libro de visitas
Mapa del sitio


Bienvenidos a "Aeronáutica Pionera".
Gracias por visitar la web y vuelva pronto.

España

 

Ricardo Causarás 1907 - 1914 

El Aeroplano-Monoplano "Causarás", inventado, construido, volado y patentado por el escultor Don Ricardo Causarás Casaña, (Valencia, 1875 - Barcelona, 1953), su obra de arte industrial más importante realizada desde 1905 a 1909. 

 

 

Aeroplano-Monoplano "Causarás" de 1905 a 1909

Primer y único avión con ala y carlinga delta patentado en España, Europa y el mundo 

Valencia, 20 de Julio de 1909

Avión de diseño geométrico y aerodinámico del futuro, adelantado a su época en 52 años, de 1909 a 1961, con respecto a los aviones militares, civiles, deportivos y aeroespaciales del mundo, desde mediados del siglo XX hasta la actualidad.

Para llevar a cabo con éxito los trabajos de diseño y construcción del Aeroplano-Monoplano "Causarás", los señores Causarás, padre e hijo, decidieron construir dos prototipos con motor, uno pequeño de 1,50 m. de largo por 1,06 m. de envergadura alar, para usos experimentales y primeros vuelos que lanzaron desde una altura de 30,00 m., y otro grande de 12,00 m. de largo por 8,50 m. de envergadura alar, apto para el vuelo. Los dos prototipos, el pequeño y el grande, fueron diseñados y construidos para ser probados con motores, proporcionales al peso total y al empuje que debían generar para poder levantar los aviones del suelo y hacerlos volar por los cielos de Valencia y Paterna.

Para realizar las pruebas de vuelo del prototipo pequeño con motor del Aeroplano-Monoplano "Causarás", el escultor Don Ricardo Causarás Casaña, solicitó a su padre, Don Luís Causarás (Jaunzarás) Andréu, de profesión maestro de obras de arquitectura urbana y rural, que le dejara un "Fumeral Industrial" de los más grandes y altos que ya tenía construidos en Valencia, pero que todavía no se utilizaban, que estaba ubicado en la zona industrial portuaria cercana al Río Turia y a las playas de Valencia, ya que si se producía algún accidente inesperado, dañar el mínimo posible a personas, edificios urbanos, propiedades industriales y tierras de labor y ganado cercanas a las pruebas de vuelo que debía realizar varias veces.

En uno de estos fumerales industriales, (que actualmente se conservan por la Generalitat Valenciana en los jardines cercanos a las instalaciones arquitectónicas de la Ciudad de las Artes y las Ciencias de Valencia, cerca del antiguo cauce del Río Turia), su padre, Don Luís Causarás Andreu, le colocó un andamiaje especial adosado alrededor del "Fumeral Industrial", construido con tubos de acero, maderos y escaleras, para subir con poleas, cuerdas y cables y con la fuerza de los motores empleados en las obras arquitectónicas, llevar hasta lo más alto del Fumeral Industrial a 30,00 metros del suelo, al prototipo pequeño con motor del Aeroplano-Monoplano "Causarás", y desde allí arriba, que se divisaba prácticamente cerca el cauce ancho del Río Turia y las playas cercanas del Puerto de Valencia, decidío colocar una plataforma plana con maderos, como si fuera un tapón gigante, que le sirvió para impedir salir de las entrañas de la tierra y de la futura industria a los hipotéticos humos que ascendieran por el interior del "Fumeral Industrial". 

 

 

 

Fumerales industriales cercanos al Río Turia en Valencia

Esta plataforma de madera, llevaba adosados unos raíles especiales en forma de "U", para poder colocar dentro de los raíles, las cuatro ruedas del avión con motor, y encima de estas, todo el armazón de maderas, alambres y telas, y orientando hacia el exterior del Fumeral, unos metros de raíles, los suficientes para mantener estable toda la plataforma superior, tanto en posición estática fija, como en posición de vibración del pequeño avión experimental, y cuando el escultor Don Ricardo Causarás Casaña, decidía poner el avión activamente en vuelo, esta máquina de guerra voladora, se lanzaba de igual forma que las antaño grandes flechas, lanzas, arietes y cohetes que utilizaron los romanos, los árabes y los cristianos cuando guerreaban entre ellos en Valencia.

Y de la misma forma, pero con el motor en funcionamiento y las revoluciones necesarias, ponía activos los pequeños engranajes de las dos hélices que se movian una hacia la izquierda y la otra hacia la derecha, y cuando era el momento oportuno soltaba el freno del avión, y este salía dirigido por los railes y la orientación del timón colocado hacia el cauce ancho del Rio Turia, volando con mucha energia como una flecha rauda, pero con los alerones delanteros colocados previamente en posición de aterrizaje, y a medida que iba volando hacia adelante, debido a la colocación de los alerones inclinados hacia abajo, el avión describía una parabola alargada descendente en los cielos de la zona portuaria de Valencia, que a su vez, el escultor Don Ricardo Causarás Casaña, desde arriba del "Fumeral Industrial" con unos prismaticos observaba y comprobava el vuelo y la fuerza del viento lateral sobre los planos sustentadores que estabilizaban el avión y evitaban su vuelco lateral y longitudinal de su máquina de guerra voladora el Aeroplano-Monoplano "Causarás".

Más adelante, cuando ya se acercaba el gran día de las pruebas definitivas, llevaron con un carromato primero y por ferrocarril después, al prototipo pequeño con motor del Aeroplano-Monoplano "Causarás", desde Valencia hasta el Cuartel Militar del Regimiento Montado de Artillería Nº 11 de Paterna, para demostrarle a Don Alfredo Kindelán Duany, Capitán de Ingenieros Militares, y a otros Jefes, Oficiales, Suboficiales y Tropa allí presentes, la viabilidad de la construcción y vuelos, y aprobar la construcción del avión prototipo grande con motor, para presentarlo en la "Exposición Regional Valenciana de 1909", y para demostrarlo, utilizaron primero la Torre de Paterna, torre de construcción árabe que el Municipio, tenía cedido para usos militares, habilitando para su experimento aeronáutico, la torre de telegrafía óptica de la línea de torres Madrid-Valencia.  

 

Don Alfredo Kindelán Duany

Capitán de Ingenieros Militares del Ejército de Tierra

Ministerio de la Guerra 

Estas torres, eran de planta cuadrada y tenían unos 12 metros de altura y unos 8 metros de base, estaban construídas en piedra o ladrillo y solían tener 3 o 4 plantas. Se accedía a ellas mediante una puerta con una escalera interior. Solían estar situadas en cerros altos o encima de determinados edificios donde hubiera buena visibilidad. En la azotea de estas torres, eran donde se colocaban los aparatos de telegrafía óptica, ya fuesen heliógrafos, banderas de señales, etc, y desde allí arriba, a unos 30,00 metros del suelo, sumando a la altura de la Torre de Paterna, la altura de la Torre de Telegrafía Óptica, los militares y el escultor Don Ricardo Causarás Casaña, efectuaron con éxito las mismas pruebas aeronáuticas que en los meses anteriores había probado con éxito el escultor Don Ricardo Causarás Casaña en un "Fumeral industrial" en Valencia, cedido por su padre el maestro de obras de arquitectura, Don Luís Causarás Andréu. 

 

 

 

Don Luís Causarás Andréu

Financiero aeronáutico

Don Ricardo Causarás Casaña

Inventor aeronáutico 

El Gobierno del Presidente Antonio Maura Montero, unos meses antes de la inauguración oficial de la "Exposición Regional Valenciana", creó una comisión de expertos en aviación militar para que viajará por Europa, visitando gobiernos militares, aerodromos, instalaciones industriales aeronáuticas, y expertos ingenieros y mecánicos de aviación, nombrando para ello, a Don Pedro Vives Vich, Coronel de Ingenieros Militares, y a su ayudante, Don Alfredo Kindelán Duany, Capitán de Ingenieros Militares, ambos del Ejército de Tierra.  

 

Don Antonio Maura Montero

Presidente del Gobierno Español

Don Pedro Vives Vich

Coronel de Ingenieros Militares

del Ejército de Tierra

Don Alfredo Kindelán Duany

Capitán de Ingenieros Militares

del Ejército de Tierra

Ambos militares españoles, a su vuelta del viaje por Europa, informaron al Gobierno del Presidente Don Antonio Maura Montero, que el avión de alto secreto militar, Aeroplano-Monoplano "Causarás", que se estaba construyendo en Valencia, y que sería presentado oficialmente ante la opinión pública, y puesto en vuelo inaugural en el mes de Septiembre de 1909, con motivo de la "Exposición Regional Valenciana", era una máquina voladora totalmente diferente a todos los aviones que ya volaban por los cielos europeos y norteamericanos, y recomendaban al Gobierno Militar y al Gobierno del Presidente Don Antonio Maura Montero, que se paralizara la construcción del prototipo grande sin motor, por ser un avión excesivamente de diseño geométrico y aerodinámico del futuro, un avión que no se parecía en nada ni en geometria ni en aerodinámica a ninguna máquina voladora militar y civil que ya se utilizaban con éxito manifiesto con los aviones biplanos de formas rectangulares en los planos sustentadores y en las carlingas, aviones de los inventores y constructores de los paises europeos visitados por ellos, principalmente en Francia, Alemania, Reino Unido e Italia. Pero también se habian informado, que en los Estados Unidos, las patentes de los hermanos Wright, también se estaban diseñando y construyendo con aviones biplanos en los planos sustentadores y las carlingas.  

 

      
Aeroplano-Monoplano "Causarás"  
1909 - ESPAÑA
 
Aeroplano-Monoplano "Causarás"  
1909 - ESPAÑA
 
Aeroplano-Monoplano "Causarás"
1909 - ESPAÑA

 

El día 22 de Mayo de 1909, se inauguraba a la tercera vez oficialmente, la "Exposición Regional Valenciana" por parte de S. M. el Rey Don Alfonso XIII, siendo advertido previamente el monarca por el Presidente Don Antonio Maura Montero, y los militares monarquicos, Don Pedro Vives Vich, Coronel de Ingenieros Militares y Don Alfredo Kindelán Duany, Capitán de Ingenieros Militares, ambos del Ejército de Tierra Español, para que se interesara en su visita al Palacio de la Industria, por los dos prototipos grandes sin motor, de los dos aviones españoles aptos para ser utilizados en la muy posible Guerra contra Marruecos, el Aeroplano-Monoplano "Causarás", del escultor Don Ricardo Causarás Casaña, y el Aeroplano "Olivert", del estudiante de ingeniería industrial Don Juan Olivert Serra, construido en los Talleres Rosell y Vilalta de Barcelona, a las ordenes de su profesor, Don Gaspar Brunet Viadera, ingeniero industrial. 

 

"Exposición Regional Valenciana" de 1909. Vista general y Palacio de la Industria, donde estuvieron expuestos sin motor, los aviones valencianos Aeroplano-Monoplano "Causarás" y el Aeroplano "Olivert".

Siendo este modelo de avión, el Aeroplano "Olivert", aeroplano-biplano de formas rectangulares en sus planos sustentadores y en su carlinga, fue el avión que más se asemejaba en geometría y aerodinámica, con respecto a los aviones franceses, ingleses, alemanes, italianos y norteamericanos, escogiendo los militares españoles y el Gobierno del Presidente Don Antonio Maura Montero, con el visto bueno de S. M. el Rey Don Alfonso XIII, este modelo de avión, para ser probado en el vuelo inaugural del mes de Septiembre de 1909, con el  próposito en principio, de poder ser el primer avión militar español, que sería utilizado en la posible Guerra de España contra Marruecos. 

 

 

Aeroplano-Monoplano "Causarás" 

Aeroplano "Olivert"

 

Así fue que el día 9 de Julio de 1909, España declaraba la Guerra a Marruecos, y el Gobierno del Presidente Don Antonio Maura Montero, juntamente con los militares más expertos en aviación, Don Pedro Vives Vich, Coronel de Ingenieros Militares y Don Alfredo Kindelán Duany, Capitán de Ingenieros Militares, ambos del Ejército de Tierra, no muy seguros del éxito de las pruebas en vuelo del Aeroplano "Olivert", que estaban programadas para que se pusieran en práctica el día 5 de Septiembre de 1909, deciden iniciar los trámites con el Gobierno de Francia para comprar en un futuro cercano aviones del tipo "Farman", para utilizarlos en esta Guerra de España contra Marruecos. 

 

Aeroplano-Biplano "Farman"

Hace cien años que la primera promoción de pilotos militares españoles realizó su aprendizaje en aeroplanos "Farman" desde el Aeródromo Militar  de Cuatro Vientos de Madrid.

Hoy el Ejército del Aire, cuenta con más de 27.000 personas y más de 600 aeronaves de combate y apoyo.

Los diarios "La Correspondencia de Valencia" del día 20 de Julio; "La Correspondencia de España" que se publicaba en Madrid, el día 21 de Julio; "El ABC" del día 21 de Julio; "Las Provincias" del día 21 de Julio; "El Radical" del día 21 de Julio, "El Mercantil" del día 22 de Julio, y "La Vanguardia Española" del día 21 de Julio en Barcelona, todos publicaron la noticia de que el escultor Don Ricardo Causarás Casaña, había presentado ante la Delegación de Fomento y el Gobierno Civil de la Provincia de Valencia, los documentos de un invento suyo, pidiendo patente de invención para un "Monoplano", originalísimo, que llevaba su nombre, y que por su sencillez causó admiración. 

 

  

 

 

El "Monoplano Causarás", era su figura igual a las de esas flechas de papel que en los teatros se arrojaban desde los pisos altos al patio y que bajan suavemente, conservando una estabilidad lateral perfecta.

Las sencillas explicaciones dadas por el escultor Don Ricardo Causarás Casaña, inventor del "Monoplano Causarás", dejaron a los profanos una convicción profunda. Pero también los hombres de Ciencia que de estas cosas entendían quedaban admirados. 

Construyó un modelo de metro y medio de longitud, con madera y lona, con hélices que lo movían y timón que lo guiaba; en la parte posterior llevaba dos hélices, una a cada lado del timón, movidas por un motor; en la parte delantera ostentaba dos aletas para ascender y descender. 

Este modelo lo había lanzado muchas veces desde unos 30 metros de altura. El "Monoplano Causarás", descendió siempre guardando perfecta estabilidad, y al tocar tierra se arrastraba suavemente algunos pasos. 

Para construir el modelo del "Monoplano Causarás" a tamaño natural, que había de tener doce metros de longitud y para adquirir el motor, solicitó la colaboración de su padre, Don Luís Causarás Andréu, de profesión maestro de obras de arquitectura, rico hacendado industrial oriundo de Torrent (Valencia), que residía habitualmente con su esposa, hijo, nuera, hijas y nietos, en una gran casa que estaba adosada a las antigüas murallas de Valencia, en la Calle de la Cruz número 5 del Barrio del Carmen, y que con mucha ilusión aceptó y financió con parte de su hacienda particular, la construcción de los dos modelos, el pequeño y el grande del Aeroplano-Monoplano "Causarás". 

 

         
Aeroplano-Monoplano "Causarás"
1909 - ESPAÑA
 
Aeroplano-Monoplano "Causarás"
 1909 - ESPAÑA 
 
Aeroplano-Monoplano "Causarás"
 1909 - ESPAÑA 
 
Aeroplano-Monoplano "Causarás" 
1909 - ESPAÑA 

 

Veinticuatro días después de patentar su avión el Aeroplano-Monoplano "Causarás", el Círculo de Bellas Artes de Valencia, Sección de Aviación, celebrada el día 13 de Agosto de 1909, se reunió en Junta General Extraordinaria para agradecerle su aportación intelectual inventiva y la construcción de sus dos modelos de avión, ya que esta máquina voladora, para usos militares y civiles redundiría positivamente en el progreso industrial valenciano, y estando ya en plena guerra con Marruecos, este avión militar como nueva arma de la guerra moderna del siglo XX, reconduciría dada la sorpresa a los enemigos combatientes marroquies el curso de la guerra, evitando por ambas partes, para España y para Marruecos, la perdida de miles de hombres y la destrucción en los campos de batalla de ciudades, pueblos e infraestructuras militares y civiles, y por ello, lo eligió por unanimidad para que formara parte de la Junta Directiva, con el cargo de Vice-Secretario de la Sección de Aviación. 

 

Un par de días después de este nombramiento, el escultor Don Ricardo Causarás Casaña, fué al Ayuntamiento de Valencia, ha recoger el motor "Anzani de 25 CV", que meses antes, había solicitado su compra para su modelo de avión de tamaño natural, su amigo Don Alfredo Kindelán Duany, Capitán de Ingenieros Militares del Ejército de Tierra del Ministerio de la Guerra.

Le acompañaron para hacer los trámites de recogida y para pagar el alquiler de este motor que era totalmente nuevo, su padre Don Luís Causarás Andréu, que era el financiero de la construcción de dicha máquina voladora, y su amigo el pintor Don Antonio Fillol Granell, como testigo, y que también formaba parte del Círculo de Bellas Artes de Valencia, con el cargo de Presidente de la Junta Directiva, y que también tenía amistad con Don Alfredo Kindelán Duany, Capitán de Ingenieros Militares del Ejército de Tierra, ya que se habían conocido en París en el año 1905, cuando asistieron todos ellos a la fundación de la FAI - "Federación Aeronáutica Internacional" y a la "Exposición Internacional de Bellas Artes del Salón de París"".

Los tres hombres valencianos, los señores Causarás y el señor Fillol, se llevaron una desagradable sorpresa al solicitarle al Concejal del Ayuntamiento de Valencia, responsable de la compra de dicho motor "Anzani de 25 CV", motor que valía una fortuna, que les diera este motor, para colocarraílesselo al prototipo grande del Aeroplano-Monoplano "Causarás"; y al percatarse de que el motor ya no lo tenía en su poder, porque un mes antes, se lo había vendido en alquiler al joven valenciano Don Juan Olivert Serra, estudiante de ingeniería industrial de la Escuela Elemental de Artes e Industrias de Barcelona, que a su vez, ostentaba el cargo de Vicepresidente de la Sección de Aviación del Círculo de Bellas Artes de Valencia, y que además, era alumno del ingeniero industrial textil catalán, Don Gaspar Brunet Viadera, constructor del avión Aeroplano "Olivert".

Muy enfadados y al verse engañados el escultor Don Ricardo Causarás Casaña, el financiero Don Luís Causarás Andréu, y el testigo Don Antonio Fillol Granell, por el Concejal corrupto del Ayuntamiento de Valencia, y por Don Juan Olivert Serra, se fueron ha hablar directamente con éste, para saber que intenciones llevaba con este gesto millonario de invertir parte de su fortuna personal, con la compra del motor "Anzani de 25 CV" del avión Aeroplano-Monoplano "Causarás".

Las intenciones del joven estudiante de ingeniería industrial, Don Juan Olivert Serra, con su gesto millonario, era que él queria pilotar ambos aviones, en primer lugar utilizar el motor "Anzani de 25 CV" en el avión valenciano Aeroplano-Monoplano "Causarás", para tener contentos a todos sus parientes de Cullera, Picassent, Paterna y Valencia, y a los socios de la empresa constructora aeronáutica que se había formado en el seno de la Sección de Aviación del Círculo de Bellas Artes de Valencia; y en segundo lugar, utilizarlo en el avión catalán que llevaba su nombre Aeroplano "Olivert", para tener contento a su profesor Don Gaspar Brunet Viadera, Ingeniero Industrial de la Escuela Elemental de Artes e Industrias de Barcelona, debido a que el primer motor catalán, unos meses antes, cuando se estaban realizando unas pruebas en los Talleres Rosell y Vilalta de Barcelona, se les quemó su motor, y los catalanes, no tenían ni dinero ni tiempo para reponer otro nuevo motor para poder participar en la "Exposición Regional Valenciana" de 1909.

Y unos días después, desde Madrid se trasladó a Valencia, el amigo del escultor Don Ricardo Causarás Casaña, el militar Don Alfredo Kindelán Duany, Capitán de Ingenieros Militares del Ejército de Tierra, para comunicarle personalmente la desagradable noticia que había tomado el Gobierno de España, a partir del día 25 de Agosto de 1909, que desestimaba la aprobación de la patente de invención por Orden del Gobierno de S. M. el Rey Don Alfonso XIII de Borbón Habsburgo-Lorena, y del Presidente Don Antonio Maura Montero, de patentar su máquina voladora para todos los usos, el militar y el civil, alegando ser una máquina voladora excesivamente de diseño geométrico y aerodinámico del futuro, amparándose en la Real Orden del 19 de Noviembre de 1897, por la cual, no se admitían en el Ministerio de la Guerra, propuestas inventivas firmadas por autores sin Carrera relacionada con la materia.

Y con este rechazo incomprensible, por cuanto Carrera si tenía, de Bellas Artes, el Gobierno del Presidente Don Antonio Maura Montero y sus Generales del Ministerio de la Guerra del  Ejército de Tierra y de la Armada, en la guerra que se estaba desarrollando en aquellos cruciales días en Marruecos, no dudaron ni un ápice en sacrificar impunemente en los campos de batalla marroquies, la vida de decenas de miles de soldados españoles, la mayor parte de estos, entre la población valenciana, catalana y andaluza, por no querer invertir económicamente en la construcción industrial militar en el Aeroplano-Monoplano "Causarás".

Pero no todo en aviación estaba perdido, ya que en el seno de la Sección de Aviación del Círculo de Bellas Artes de Valencia, en los meses previos a la organización de la "Exposición Regional Valenciana", se formó una sociedad industrial aeronáutica, entre los Sres. Don José Donat, Don Juan Olivert Serra, Don Antonio Samborino y Don Ricardo Causarás Casaña, para la construcción y explotación de aviones militares y civiles.

Y la esperanza de que el Aeroplano "Olivert", al ser una máquina industrial aeronáutica inventada por Don Juan Olivert Serra, estudiante de ingeniería industrial y que además ostentaba el cargo de Vicepresidente de la Sección de Aviación del Círculo de Bellas Artes de Valencia, juntamente con la colaboración de su profesor Don Gaspar Brunet Viadera, profesional de la Carrera de Ingeniería Industrial, ya se estaba cumpliendo con los requisitos oficiales exiguidos por el Ministerio de la Guerra del Gobierno del Presidente Don Antonio Maura Montero, y solo debían esperar a que la máquina voladora Aeroplano "Olivert" se elevara por los cielos de Paterna (Valencia), en los actos oficiales del 5 de Septiembre de 1909, para demostrarles a los valencianos y valencianas, y por añadidura a todos los españoles, que ya estaban combatiendo en los campos de batalla de Marruecos, la viabilidad constructiva industrial aeronáutica como primera arma de la guerra moderna del siglo XX, con el Aeroplano "Olivert".

Pero los acontecimientos que ocurrieron en Valencia a partir del día 25 de Agosto de 1909, hasta el día 5 de Septiembre de 1909, torcieron los objetivos iniciales del joven, intrepido y valiente piloto Don Juan Olivert Serra, Vicepresidente de la Sección de Aviación del Círculo de Bellas Artes de Valencia, ya que la intención del catalán Don Gaspar Brunet Viadera, era todo lo contrario, utilizar el motor "Anzani de 25 CV", en el avión Aeroplano "Olivert", y unos dias después, al término de los actos oficiales del vuelo inaugural en las instalaciones del campo de maniobras militares del Regimiento de Artillería Montado Nº 11 de Paterna (Valencia), volver a Barcelona con esta máquina voladora y el motor,  y al avión valenciano Aeroplano-Monoplano "Causarás", dejarlo en tierra en posición estática.

Sabedores los miembros de la Junta Directiva de la Sección de Aviación del Círculo de Bellas Artes de Valencia, por su Vicepresidente, Don Juan Olivert Serra, que las verdaderas intenciones del catalán Don Gaspar Brunet Viadera, con respecto al motor "Anzani de 25 CV", pasaban por la utilización exclusiva para el avión Aeroplano "Olivert", y dejar en tierra estaticamente al prototipo grande Aeroplano-Monoplano "Causarás", del Vicesecretario, Don Ricardo Causarás Casaña, la Junta Directiva, exceptuando el voto del Vicepresidente, que se abstuvo, acordó montarles a los organizadores militares y civiles del evento oficial, una broma monumental, con tracas, cohetes, mucho ruido, boicot al gas-oil y al mantenimiento del avión; y además, las decenas de amigos artistas pintores y escultores valencianos, amigos del escultor y Vice-Secretario de la Sección de Aviación del Círculo de Bellas Artes, Don Ricardo Causarás Casaña, en el momento de levantar al vuelo el avión Aeroplano "Olivert", se pondrian delante de este avión, para poner muy nervioso al piloto y Vice-Presidente de la Sección de Aviación del Círculo de Bellas Artes, Don Juan Olivert Serra, para de este modo, impedir que dicho avión, se elevara por los cielos de Paterna y Valencia el dia de la inauguración oficial prevista para el día 5 de Septiembre de 1909, y demostrarles a todos, que sin contar con los valencianos del Círculo de Bellas Artes de Valencia, no tendrian posibilidad alguna de llevarse dicho motor a Barcelona. 

  
La Junta Directiva de la Sección de Aviación del Círculo de Bellas Artes de Valencia, ante cientos de valencianos y valencianas, y familiares de estos miembros de la Junta, en el momento histórico aeronáutico de tomar posesión a los mandos del Aeroplano "Olivert", sentado en la carlinga sobre una silla de mimbre, el Presidente Don José Donat, y apoyándose con el brazo izquierdo sobre el avión y de pié desde el suelo, el escultor y pionero aeronáutico, Don Ricardo Causarás Casaña, Vicesecretario; y detrás de él, otros miembros de la Sección de Aviación; y un poco más alejado, en el centro de la fotografía, al lado de la hélice del "Aeroplano Olivert-Brunet", vemos a Don Juan Olivert Serra, Vicepresidente, con gorra militar sobre su cabeza. 

Y así fue, que ese día 5 de Septiembre de 1909, en Paterna (Valencia), en el Campo de Instrucción Militar del Regimiento de Artillería Montado Nº 11 del Ejército de Tierra, se iniciaba la aviación española con motor, con el joven valenciano, Don Juan Olivert Serra, piloto y Vice-Presidente de la Sección de Aviación del Círculo de Bellas Artes de Valencia, con tanta presión familiar por una parte, y con tantísimos entusiastas artistas pintores y escultores del Círculo de Bellas Artes de Valencia por allí saltando, empujandose unos con otros, hechándose cohetes, estallando tracas y con una "mascletá monumental", que consiguieron ponerlo tan nervioso que solo pudo correr en pendiente descendente unos cuarenta metrosraíles, a una altura de pocos centimetros del suelo, pero lo peor, fue que perdió la estabilidad lateral y el avión aeroplano-biplano y el piloto fueron a parar ambos al interior de una zanja.

Al cabo de unos meses, el escultor Don Ricardo Causarás Casaña, Vice-Secretario de la Sección de Aviación del Círculo de Bellas Artes de Valencia, viendo la imposibilidad de conseguir para su Aeroplano-Monoplano "Causarás" el alquiler del motor "Anzani de 25 CV", y harto de las perdidas económicas familiares, acordó con su padre el financiero Don Luís Causarás Andréu, romper la sociedad de construcciones industriales con el pariente de Cullera, Don Juan Olivert Serra, sabiendo que a la corta, el joven piloto y estudiante de ingeniería industrial, terminaría también dejando sus estudios en Barcelona, al no tener ni el soporte familiar de Paterna, ni el de la Junta Directiva de la Sección de Aviación del Círculo de Bellas Artes de Valencia.

El escultor Don Ricardo Causarás Casaña, nunca más se dedicó nuevamente a inventar y construir nuevas máquinas voladoras, y desmontó y plegó el avión de tamaño natural, guardandolo en unas cajas en su casa-taller de escultura y aviones de la Calle Baja número 36 de Valencia, pensando que quizá con la evolución de la aeronáutica militar y civil en el mundo, un día podria nuevamente volver ha inventar y construir aviones con su amigo Don Alfredo Kindelán Duany, Capitán de Ingenieros Militares del Ejército de Tierra.

Si que continuó colaborando hasta el año 1914, con su padre Don Luís Causarás Andréu, Maestro de Obras de Arquitectura e Inventor, con el diseño y la construcción de un nuevo invento de aplicación en la construcción arquitectónica, fue una máquina elevadora de aguas, de nombre "Sistema Causarás", aguas que se extraían del interior de los pozos muy profundos. Estos pozos se construyeron con un tubo metálico hueco, que estaba adosado al hormigón y/o a la tierra y rocas de las paredes de los pozos, que a su vez, llevaba otro tubo metálico también hueco y con orificios en sus paredes, colocado dentro de la zona hueca del primer tubo, pero dejando un espacio libre de 0,10 m. entre ambos tubos metálicos por donde fluian del interior hacia el exterior por presión los líquidos. Y por último había otro tubo metálico macizo que  estaba unido con un cable de acero elástico, que por un motor, hacía que se enrollara en un tambor en el exterior y con el movimiento acompasado, subiera y bajara dicho tubo metálico macizo, y entonces las aguas por presión ascendían por el hueco libre hasta el exterior, siendo recogidas y llevadas por otros tubos y canaletas hasta unos grandes depósitos para su almacenaje y tratamientos químicos para transformarlas en aguas potables, para usos diversos en zonas urbanas y rurales de los edificios, fábricas y fumerales industriales que construyeron en las ciudades y pueblos de la Región Valenciana. Actualmente, en la Oficina Española de Patentes y Marcas del Ministerio de Industria, Turismo y Comercio de Madrid, se conservan en los archivos históricos, la patente de invención, los planos y la memoria descriptiva de este último invento realizado en Valencia.

 

1909.- Comunicación para dar principio al Curso de 1909 a 1910, en la Escuela Elemental de Artes e Industrias de Valencia.

La Escuela Elemental de Artes e Industrias de Valencia, en fecha de 1 de Octubre, comunicó al escultor Don Ricardo Causarás Casaña, que ostentaba el cargo de Ayudante Meritorio de la Sección Artística, se presentara en aquel Centro, a partir del día 2 de Octubre a las 18:30 horas para iniciar el Curso de 1909 a 1910. 

 

1909.- Nombramiento de Secretario de la Sección de Deportes del Círculo de Bellas Artes de Valencia.

El Círculo de Bellas Artes de Valencia, el día 2 de Diciembre, se reunió la Junta General, para elegir por mayoría de votos, al escultor Don Ricardo Causarás Casaña, para el cargo de Secretario de la Sección de Deportes.

 


Creative Commons License


 

Top
Escultor y pionero aeronáutico, Ricardo Causarás.  | causaras@gmail.com